El poder de una buena caja para tartas

!comparte con tus amigos!
Vota el artículo

cake-236795_640

Sólo siéntate, lee y disfruta. Como cuando tienes una tarta delante. Como cuando estás blandiendo un tenedor reluciente dispuesto/a a cometer el pecado de la gula y casi el de la lascivia encarnados en esa porción de dulce que te espera en hermosa peana de cerámica blanca.

Porque justamente esa apetitosidad (suena a palabro inventado pero es un término publicitario) es lo que una buena caja para tarta puede ayudarte a conseguir si eliges bien tu embalaje. Y en esto de los mejores embalajes no podemos hacer otra cosa que dejarte el enlace a una de las tiendas de elementos de cartón más deliciosamente delicados que te puedas encontrar online y que lleva por nombre SelfPackaging: aquí encontrarás su repertorio de cajas para tartas para volverte loco/a y disfrutar como un/a niño/a en una tienda de golosinas (hechas cartón).

Cajas para tartas, la mejor idea (aparte de hacer dulces)

Las cajas para tartas son todo un arte en sí mismas. Si ojeas los productos de la tienda que te comentábamos lo vas a comprobar. las tienes de diferentes formas y tamaños, de estilos diferentes y con los acabados que prefieras porque son altamente personalizables. Y tienes que saber que si tienes un comercio de dulces (o simplemente te da un arrebato) y compras cajas en cantidades grandes el precio va a ser más que jugoso.

Pero aquí no es el precio lo especialmente arrobador. Te lo aseguramos. Porque las cajas para tarta son chulas chulas, pero además puedes hacértelas tuyas hasta el punto que te apetezca. Una cosa es la caja que compres, para entendernos, y otra distinta es que usando tu imaginación y tus lindas manos (con etiquetas, lazos, cordeles, adhesivos, tarjetas…) puedes obtener una caja para tartas ¡totalmente tematizada y customizada! Ése es el arte de SelfPackaging. Te ofrecen una base increíble pero además en su web te ofrecen cantidad de opciones de decoración para que rices el rizo y triunfes como nadie con tu caja para pasteles.

Ya que te lanzas a hacer un pastel (o a comprarlo, pero nadie tiene por qué saberlo), ¿por qué no lucirlo de verdad? Pues eso, que las cajas para tarta son un gran aliado. Pero no sólo por eso. Además este tipo de embalaje es perfecto para transportar tartas con seguridad. Hay diferentes tipos de cajas pero las que son especialmente grandes están hechas de cartón microcanal, un material muy resistente que te va a permitir llevar tu hermoso pastel de Cuenca a Zaragoza sin sufrir porque la cajita vaya a ceder al peso del dulce a mitad de camino. ¿Qué más? ¡Sí! No olvidemos que tiendas como SelfPackaging también te dan la opción de obtener cajas del mismo estilo que las cajas para tarta pero plastificadas, para alimentación. Así no tendrás que renunciar a la hermosura que es una caja para pasteles si lo que quieres es llevar una quiche a esa amiga que está encamada por una mala gripe.

En resumen, el poder de los detalles y del mimo es lo que encierra una delicada caja para tartas como de las que con tanto entusiasmo te hemos hablado en este post. ¡Ahora elige la tuya! Y coméntanos cuántas bocas has abierto al entrar con ese embalaje chulísimo a cualquier fiesta 😉

Antonella

Antonella

Soy una apasionada de las manualidades, me encanta trabajar con fieltro. En este blog te mostraré ideas para que puedas realizar tus propias manualidades.
Antonella

Latest posts by Antonella (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *