Consideraciones básicas del proceso de fabricación de fieltro

Consideraciones básicas del proceso de fabricación de fieltro
4.7 (93.33%) 3 votes

En este blog siempre hablamos de pequeñas manualidades que puedes hacer a partir del fieltro; pero, ¿y el fieltro cómo se hace? Es tejido es en realidad un proceso bastante simple, y aunque su fabricación lleva mucho tiempo, hacerte una idea de este proceso a partir de usan reglas básicas. Una vez domines el proceso, puedes hacer sombreros, monederos, zapatillas, muñecas y mucho más. El único límite es tu imaginación.

 

¿Cómo se hace el fieltro?

 

El fieltro es el proceso de descomposición de fibras animales naturales (lana, alpaca, angora, etc.) a través de la agitación. Cuando las fibras animales están expuestas al calor y a la humedad, las fibras se agitan y el enlace alrededor del cabello se afloja, haciendo que las fibras se expandan, se aflojen y se unan. Esto crea una textura suave, similar al fieltro regular.

 

Algunas consideraciones previas

 

El fieltro sólo puede realizarse con lana o alguna otra fibra animal natural. Puedes usar una mezcla si la fibra animal es el ingrediente principal, pero debes tener en cuenta que no puede lavarse en la lavadora. Las etiquetas del hilado te dirán de qué está compuesto y en qué porcentajes.

En las mezclas, trata de encontrar hilados con un 15% o menos de ingredientes sintéticos. Y recuerda que si prestas atención a la etiqueta cuando compres lana, puede que encuentres algunas ya tratadas para poder lavarse a máquina. Te en cuenta que la lana lavable en lavadora no se puede utilizar para el fieltro. Además, también debes evitar la lana blanca blanqueada y de colores claros porque tienden a no ser receptivas al fieltro.

También querrás algún tipo de bolsa para colocar el tejido una vez que lo hayas lavado y poder llevar a cabo el proceso de agitación. En ese caso, utiliza una bolsa de tela con cierre de cremallera, como por ejemplo, una funda de almohada lo suficientemente grande.

Dado que el fieltro encoge el tamaño general de un artículo, una vez que te pongas a tejer es mejor que lo hagas un poco más grande del tamaño final esperado, ya que luego encoje. Una recomendación general es usar agujas 2-3 tamaños más grandes que el calibre sugerido del hilo. Si la etiqueta del hilo dice que utilice el tamaño 8, intente 10 o menos.

Y teniendo en cuenta que todos los hilos se ven de manera diferente, una buena idea es preparar una muestra de prueba y ver cómo queda antes de comenzar un gran proyecto. Esto te ayuda a ver el resultado final y a determinar el calibre adecuado.

Esos son algunos  requisitos específicos de fieltro y aunque no son todos, si te pueden ayudar a hacerte una idea suficiente de algunos aspectos claves que debes contemplar antes de empezar.  Hay más trucos, técnicas y variaciones en el fieltro sobre los que te animamos a indagar y de los que te seguiremos hablando en este blog.

 

 

Antonella

Antonella

Soy una apasionada de las manualidades, me encanta trabajar con fieltro. En este blog te mostraré ideas para que puedas realizar tus propias manualidades.
Antonella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *